7 meses ago Desactivado Por Anis

Adélaïde Patrignani – Ciudad del Vaticano

Los grandes incendios que destruyeron parte de la Amazonía o que aún devastan a Australia, seguirán entre las imágenes más impactantes del año pasado. Pero no es el único fenómeno que habla del cambio climático.

El 2019 también se caracterizó por los altos niveles récord del mar, una acidificación y el aumento del calor de los océanos, sin mencionar el huracán Dorian de categoría 5, o los glaciares derretidos. Según los datos de la Administración Estadounidense para los Océanos y la Atmósfera (NOAA), en 2019 el Ártico y el Antártico registraron su segundo iceberg más pequeño.

Aumento del calentamiento global

Para el 2020 y la próxima década, la Organización Meteorológica Mundial predice otros eventos extremos, impulsados por niveles récord de gases de efecto invernadero. Si la trayectoria actual de las emisiones de dióxido de carbono no cambia, advierte la agencia de la ONU, la temperatura aumentaría de 3 a 5 grados para finales de siglo. La propia NASA afirma que las tendencias a largo plazo están determinadas por los niveles crecientes de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Más ambición por reducir las emisiones de CO2

En este tema, la comunidad internacional ya es consciente y se ha movilizado: en 2015, 200 países firmaron el Acuerdo de París, cuyo objetivo es limitar el calentamiento global a 2°C, incluso a 1,5°C. Pero según los científicos, incluso si se respetan los compromisos, el calentamiento global podría superar los 3°C. Cada medio grado adicional aumenta la intensidad y/o frecuencia de las olas de calor, tormentas, sequías o inundaciones.

Más ambición y más compromiso

Por lo tanto, varias ONG piden acelerar el ritmo de las reformas en un intento de estar a la altura. Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, también pide más ambición y compromiso frente a la emergencia climática, en particular desde la conferencia climática de la ONU (COP25) celebrada en diciembre en Madrid, la cual no fue concluyente.

FUENTE:VATICAN NEWS