9 meses ago Desactivado Por Anis

Comenzó el XX Encuentro de Obispos Castrenses, capellanes y agentes pastorales previsto del 25 al 29 de noviembre en Quito. El objetivo es reflexionar sobre las perspectivas teológico-pastorales para la vida conyugal y familiar en el ámbito castrense.

Durante la presente semana los treinta y seis participantes provenientes de doce países diferentes, buscan interiorizar y analizar los métodos que les permitirán aplicar las orientaciones pastorales para la evangelización de familias de Militares y Policías de modo que esta sea una prioridad en los Obispados castrenses y la misión pastoral continúe generando frutos que se repliquen a partir de la experiencia vivida y los conocimientos adquiridos.

La jornada de este 26 de noviembre se inició con la celebración Eucarística presidida por el Nuncio Apostólico de su santidad en Ecuador, Monseñor Andrés Carrascosa Coso.
Como parte de la agenda los asistentes participarán en espacios de oración y reflexión sobre el Evangelio de la familia y los desafíos que viven los hogares de militares y policías en el continente.

En la dinámica del XX Encuentro de Obispos Castrenses, capellanes y agentes pastorales se han generado espacios para la plegaria, las enseñanzas y el intercambio de experiencias pastorales dirigidas específicamente a la pastoral matrimonial y familiar, valorando los aportes que cada uno puede hacer desde su realidad.

Al evento asisten delegados de Argentina,Chile,Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Uruguay y República Dominicana.

Los antecedentes

La Iglesia que peregrina en el mundo castrense ha venido reflexionando hace ya unos tres años en el «como» evangelizar a las familias de los hombres y mujeres, que sirven con su propia vida a nuestros pueblos. Ahora,luego de la publicación de las «Orientaciones para la Evangelización de Familias de Militares y policías», se propone interiorizar y llevar la práctica el contenido del documento con agentes pastorales de los Obispados castrenses.

FUENTE: PRENSA CELAM