IMBABURA
104.7 FM

MANABÍ
88.9FM

PICHINCHA
94.1 FM

STO. DOMINGO
101.7 FM

EL ORO
99.9 FM

Los habitantes de la frontera norte del Ecuador se desplazan por la crisis vivida en esta zona

La frontera norte del Ecuador está atravesando por una situación de violencia jamás vivida antes.

Los ataques terroristas derivados del narcotráfico en Colombia han azotado nuestro país, dejando hasta la fecha, siete muertos, decenas de heridos y dos secuestrados.  Atentados atribuidos a disidentes de la exguerrilla de las FARC Óliver Sinisterra. Esta violencia extrema ha desplazado alrededor de 200 familias de los poblados limítrofes de El Pan y Mataje.

Muchas de estas personas permanecen albergadas en la Iglesia principal de San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas. El párroco de esta Iglesia, Félix Cabascango, en una entrevista para Radio Católica Nacional, declaró que la parroquia tiene una capacidad de 70 personas y que esa cantidad ya se ha sobrepasado, ocupando salas de catequesis, dormitorios de los catequistas, etc.

Por otro lado, Berenice Cordero, ministra de Inclusión Económica y Social, en una rueda de prensa del Frente social, manifestó su preocupación por este lamentable escenario, pues no se recuerda desplazamientos internos por violencia en territorio ecuatoriano. Lo que sí ha existido por décadas, son decenas de miles de personas que han sufrido el sangriento combate del narcotráfico en Colombia, y se han visto obligadas a refugiarse en nuestro país.

Los desplazamientos se iniciaron cuando el equipo del diario EL COMERCIO, conformado por el periodista Javier Ortega, de 32 años, del fotógrafo Paúl Rivas, de 45 años, y del conductor Efraín Segarra, de 60 años de edad, fue secuestrado en Mataje.